CONTACT:

CONTACT:
Este blog narra la historia de dos hermanos que el 7 de mayo de 2012 decidieron emigrar a Suiza para buscar un futuro que en España, se nos niega. El día a día de cómo buscar trabajo, vivienda, seguros médicos, etc. A nuestro paso nos encontramos con trabas esperadas (idioma, cultura, etc.) y otras inesperadas (desmotivación, ansiedad, frustración, etc.). Esperamos que nuestra historia sirva de ayuda a los miles de personas que se sienten identificadas con nosotros. CONTACT: info.mevoyasuiza@gmail.com

martes, 27 de agosto de 2013

Día 477: Luna nueva (Trabajar en Suiza)

Propicios días desde Suiza. Disculpar haber descuidado el blog. He estado unos días de vacaciones en España y con la familia aquí, y he intentado desconectar un poco, aunque… ¡volvemos a la carga! Antes de nada quiero enviarle fuerza y energía positiva a Silvia, para que luche con fuerza con su enfermedad.



Como ya sabéis, Isabel ha estado unas semanas de vacaciones en España, así que aprovechando que tenía que hacer (yo, Alberto) unas gestiones allí, me bajé en coche y me las subí a Isabel, mi peque Laia y a Rey (mi perro). Isabel ha subido con las pilas cargadísimas, con ilusión de seguir luchando y segura de que este invierno nos va a ir genial. Lo cierto es que a mí los 4 días que estuve allí abajo me fueron de maravilla.
Isabel se tronchaba de la risa cuando me contaba que todo el mundo le hacía la misma pregunta en España: “¿Queréis volver?” Isabel me dice que le sorprende que por mucho que explique que ha perdido la fe en el sistema español, la gente sigue pensando que por muy mal que estén, o que las pasen un poco canutas, es peor lo que estamos viviendo nosotros.



Ella se ha dado cuenta que aun estando en nuestra antigua casa estas semanas, no se sentía ya en casa. La vida que añoramos ya no existe. Es difícil de explicar, pero sin darnos cuenta cada vez somos un poquito más de aquí. Suponemos que si bajáramos y empezáramos a ver algún síntoma de mejora, en lo laboral, etc. quizás podríamos tener alguna brizna de deseo de volver pero tal y como están las cosas… no merci. Vemos a amigos y familiares en condiciones difíciles y eso te da más fuerza para tener ganar de volver a Suiza a seguir luchando, ya que por mal que lo pasemos en ciertos momentos, vemos más posibilidades que en Españistán.
Hemos hablado con muchas otras personas que están en una situación pareja a la nuestra aquí en Suiza, y en ocasiones resulta difícil no sentir rabia o tristeza, por vernos obligados a abandonar nuestro país y sufrir una emigración (que a nivel anímico es un durísimo golpe), dejando atrás a familia, amigos, tu casa, tu entorno… y llegar a un lugar donde tus costumbre no existen y las que hay te resultan extrañas.



Nosotros somos de la humilde opinión de que hay que evitar juntarse con personas que sean negativas o que se aferren al recuerdo de una España idílica, que cada día que pasan aquí les resulta un castigo (en lugar de una oportunidad de seguir adelante). Entrar en esa espiral de pensamiento negativo creemos que es un error, porque se hace muy duro el poder sobrellevarlo y se tienen los días contados aquí.  Diariamente vemos a gente así, incluso algunos que deciden de un día para otro que no aguantan más y se vuelven. Es totalmente lícito volver si no te ha ido bien, si no encuentras trabajo, etc.  pero lo que nos sorprende es ver que vuelve gente que ha conseguido establecerse con un trabajo fijo, un piso, etc. Imagino que es gente que NO es carne de emigrante. Muchas de las veces es el entorno el que empieza a ver negativamente todo, y si te juntas con otras personas que llevan dentro esa rabia de haber tenido que irse y tener que tratar diariamente con otras personas de aquí, tu sin darte cuenta empezarás a verlo así. Creo que como en muchas situaciones de la vida que no nos gustan, debemos centrarnos en la parte positiva, que siempre la hay.



Nosotros hemos hecho una valoración del año pasado hasta ahora y es más que positiva. Por fin hemos podido comprarnos un coche, yújuuu!!! Es un Renault Mégane de segunda mano pero nos ha hecho más ilusión que cuando nos entregaron el BMW 4x4 que nos compramos en su día (tiene narices el tema); además con la matrícula suiza, que parece una tontería pero te da la sensación de que has logrado otra meta más, te sientes más suizo. Mi trabajo va mucho mejor de lo que yo pensaba que iría y si sigue así, puede ser algo verdaderamente bueno. Laia empezará el cole la semana que viene, así Isabel podrá estar más descansada para poder avanzar con el idioma. Mi cuñado va teniendo faena con las temporeras de la construcción así que… viento en popa a toda vela! La lectura que sacamos en estos momentos es más que positiva, sencillamente es cuestión de paciencia, esfuerzo, fortaleza y ponerle un par de hue**s bien grandes cuando las cosas se complican. Hay que darse un margen para ver si ha sido buena idea venir o no, y ese margen nunca debe ser inferior a 1 año.



Ahora, cuando vamos con el coche nuevo (usado) no nos lo creemos. Después de año y pico sobreviviendo con los dos coches viejos, estamos felices como unas castañuelas. Todo llega, ahora vamos tranquilos y a gusto, sentimos eso que se llama felicidad, comodidad, tranquilidad y lo valoramos en la misma medida que nos ha costado conseguirlo. Uno se siente muy bien al ver que la lucha no ha sido en vano.
Quiero dar gracias a toda la familia y amigos, por cómo nos han tratado estos días en España, nos han hecho sentir realmente queridos, dándonos todo su apoyo y amor. Para Isabel han sido unos días inolvidables, llenos de momentos especiales, tanto que no podemos pedir más. Os queremos Grupo 10!!! Amparo, Manolín, Rosa, Jose, Isa y los peques muchas gracias por ser nuestros amigos y por cuidar a mis dos chicas, no podemos ser más afortunados, millones de abrazos. Estoy seguro de que cumpliremos nuestro próximo deseo el verano que viene, ese crucerito con el que soñamos… a por nuestro sueño! Jajaja.



En mi trabajo se estudia el comportamiento humano, y con el pasar de los años tengo claro que las personas nos movemos por tres motivos diferentes en función de lo que más nos importa:
El dinero, el reconocimiento público o el sentirse realizado personalmente.
Hay personas a las que les mueve alguno de estos motivos y otras personas a las que les mueven todos ellos, pero todo se hace con un único fin, el único que todos perseguimos… LA FELICIDAD. Digo esto porque entiendo que las personas que vuelven teniendo aquí un futuro que en España no tendrán, son personas que han observado que su felicidad no reside en el dinero, sino en otras cosas que para ellos son más importantes. Yo, debo reconocer que busco la felicidad con una mezcla de las tres.



Cada uno elige con quien complicarse la vida, en mi caso… el domingo hizo 6 años de casados, que me hacen pensar que me sentencié con el compañero de celda ideal. Está siendo una dulce condena!!! Felicidades mi amor, t’estimo!





Mi mujer me ha pedido permiso para poder escribir unas palabras a su madre por su cumpleaños (y yo no he podido negarme porque cuando duermo en el sofá me duele la espalda J)
Mama moltes felicitats!!! Aquests diez al teu costat han estat maravellosos, fantàstics, divertits, com sempre sentir pau, amor, protección i tranquilitat, és molt agradable sentir-se tan agust després de tant de temps lluny de tu. Gràcies pe’l teu amor incondicional, per estar sempre al nostre costat, per ficar-nos el camí tan fácil amb aquest bon carácter sempre optimista i amb tanta fortaleça, a pesar de que les condicions no han estat les millors. Tu m’ensenyes tot el que sóc, a donar-me força desde la distancia, a pesar de tu també patir la enyorança i mai manifestar-la, per que nosaltres no patim. Per ajudar-nos a portar totes les gestions i tindre tanta paciencia. Gràcies mama per ser tan bona persona i per ser la meva mare, t’estimo. Tu em fas millor persona, mai podré tornar tant d’amor, Moltes felicitats!!!



CURIOSIDAD:
Cuando fui a comprar el coche y me decidí por uno, el vendedor me dijo que si no tenía el dinero en ese momento podíamos firmar el contrato y él iría haciendo los trámites mientras que yo lo conseguía. Al cabo de una semana me presento con el dinero y cuando me disponía a pedirle un justificante de la entrega del mismo, me di cuenta que, sin haberle dado ni un franco aún, el hombre ya había puesto el coche a mi nombre, las placas de la matrícula, el seguro que yo había elegido… casi me caigo de culo al verlo.  



INFO PRÁCTICA:
Hasta donde yo sé, entre las compañías que vuelan regularmente a España están Easyjet, Swiss e Iberia. Si alguno de vosotros tiene una reserva de vuelo de ida vuelta con SWISS, que sepa que si no se sube al avión en la ida, pierde la vuelta automáticamente, y debe pagar como mínimo el mismo importe que costaba ida-vuelta para subirse al avión.
En Easyjet no hay problema si no coges la ida pero si la vuelta.



EXPERIENCIA PERSONAL:
Esta experiencia es de un chico de 21 añitos que por su manera de escribir, nos ha tocado el corazón, al ver su gran madurez y su capacidad de racionalizar y afrontar situaciones difíciles.
Hola:
Mi nombre es Xabi y me dirijo a vosotros porque he topado por casualidad con vuestro blog y he leído alguna entrada y me gustaría compartir mi corta historia con vosotros.
Soy gallego, de la zona de Pontevedra, tengo 21 años y he decidido partir en busca de un futuro.
Estando en Galicia ya estuve dándole vueltas a si emigrar o que hacer de mi vida, pues en plena crisis, sin haber podido comprarme un coche y con uno de mis padres en paro yo no podía quedarme de brazos cruzados esperando a que algo mejorase. Luego de coger el billete por internet a las dos semanas me subí al avión en Santiago de Compostela y aterricé en Zurich el día 17 del pasado mes de julio. Porqué en Zurich diréis, bien pues la decisión fue tomada así porque me ofrecieron alojamiento temporal una madre y una hija cercanas a mi familia paterna y porque luego de haber enviado currículos en alemán llamaron de un restaurante interesado en la ciudad de Olten del cantón Solothurn. (Decir que mis estudios y experiencia son únicamente en el sector de hostelería de camarero). Pues bien, la entrevista fue positiva y me hicieron un contrato por horas (motivo por el que actualmente aún no tengo el permiso de trabajo). Yo vivo en el cantón Aargau en un pequeño pueblo llamado Kirchleerau (en la zona alemana) también debido a que la casa en la que estoy alojado es de alquiler y que el dueño de la misma es el ayuntamiento de esta zona mi permiso de residencia aquí es actualmente hasta el final de noviembre de este año 2013. Vine sin saber ni pizca de alemán y de forma autodidacta con unos libros de principiante he dado mis primeros pasos en el habla de esta lengua germánica. En casi 50 días aquí que ni los he contado, sé hablar lo básico y llevo bien el vocabulario de mi trabajo actual pero no acabo por sentirme a gusto aquí. Veo las cosas positivas del país pero me cuesta mucho adaptarme. Me considero extrovertido pero ya noto como el estar aquí está cambiando mi forma de ser. Era músico en Galicia y los miércoles voy junto un grupo de metales (instrumentos de viento metal) fui a verlos un día por curiosidad porque me enteré que ensayaba un grupo cerca de donde vivo, me pusieron un instrumento en la mano toqué con ellos y les gustó y desde entonces asisto a ensayos y demás, aunque no hable con ellos ni entienda lo que me dicen. El trabajar aquí me ha ayudado en gran parte que mi jefe actual trabajó en Ibiza y sabe algo de español y que una camarera encantadora catalana llamada Gema me ha ayudado a llevar mejor el trabajo. Estoy en esa etapa que me siento un fracasado y que no sé si debo seguir aquí o volver y aceptar mi fracaso aquí en la suiza alemana. De momento la idea de volver no la quiero tener en la cabeza porque uno de los motivos que me hace quedarme y luchar es que la novia que tenía allá y por la que luchaba para tener un futuro juntos se truncó debido a que ella decidió buscar el cariño de otros chicos, en fin, cosas que tiene la vida estando aquí he ido perdiendo todo lo que tenía allá, recientemente mi madre me envió un mensaje diciendo que Boby, mi cruce de pastor alemán que tuve desde la educación primaria murió, es triste el darte de cuenta como estando a 1900 km de casa pierdes poco a poco todo lo que te importaba y no puedes hacer nada para evitarlo, tan solo bajar la cabeza y tratar de llevar como se pueda el día a día, estar fuera de casa también te ayuda a conocer mejor a tus "amigos" esos que luego de un tiempo ya casi hay que dar gracias si te mandan un "cómo estás" al whatsapp. En resumen, el saber que allá no me queda nada puesto que mi familia estará si o si vuelva antes o más tarde es mi único ánimo para intentar hacer algo aquí. Hasta ahora los españoles que conozco aquí sacando mi compañera de trabajo son dos chavales de Castellón , uno es electricista y el otro tatuador y son bastante legales. El día a día se hace difícil, he tardado un tiempo en asimilar las consecuencias de lo que suponía venirme solo. Cuando estoy en casa los momentos que me armo de motivación cojo los libros de alemán y hago una lección o repaso vocabulario, también veo películas en alemán, la televisión y la radio no hago uso de ellas y los periódicos rara vez los leo. Puedo decir que al menos ya me defiendo para poder coger un tren o un autobús, el único turismo que hice fue ir un domingo a Basel que ni me gustó, a ver si un día voy a Lucerna que está al lado. Espero que los que estéis aquí en Suiza estéis a gusto, apuesto a que el mejor bálsamo es poder tener a tu lado a esa persona que quieres y que te anima para seguir hacia delante, yo tengo que automotivarme si es que quiero conseguir algo aquí. Mucha suerte a todos.
Podéis enviarnos vuestra historia personal a info.mevoyasuiza@gmail.com. Si deseáis contar vuestra historia pero preservar vuestro anonimato, no tendremos inconveniente en hacerlo.  



FRASE DEL DÍA:
El problema de las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta (by Mafalda).



DEDICATORIA:

El blog de hoy queremos dedicárselo a Silvia, autora de www.amanda-flores.blogspot.com (no dejéis de leerlo) y a mi cuñada María, para darle fuerza en estos momentos difíciles. 



miércoles, 31 de julio de 2013

Día 450: De vuelta! (Trabajar en Suiza)

Propicios días desde Suiza. Cincuenta días después de nuestro último post, hoy, estamos de vuelta. Muchas son las razones que nos han impedido redactar, pero aquí estamos.



¿Por dónde empiezo? Bueno, ¿recordáis que hace dos meses se estropeó el motor de la furgoneta de Antonio y el mecánico nos pedía 7.800 laureles para repararla? Pues bien, a principios de este mes de julio, un lunes de infausto recuerdo, el coche de mi mujer se quedó clavado. El mecánico nos dijo que el motor se había gripado y que por lo que vale la reparación, ya podíamos tirarlo y comprar otro de iguales características. Imaginaros como nos sentimos con tanta mala suerte llamando a nuestra puerta…
Pues si eso pasó el lunes, yo me dediqué a levantarme a las 5:30 de la mañana para llevar a mi cuñado a trabajar, luego volvía a casa, recogía a mi mujer, la llevaba al trabajo, y volvía para ir a trabajar yo. Ese camino se repetía por la tarde para ir a buscarlos al trabajo y regresarlos a casa. Tres personas con necesidad de movilidad y un solo vehículo. Pero… eso solo lo hice tres días, porque si el lunes se “murió” el coche de mi mujer, el jueves se “murió” el mío. Cagüen!!!
Sin coches, sin un euro para comprar otro… ya podéis haceros idea de cómo estaba mi moral. Digamos que no estaba como para escribir muchos blogs.



El tema es que este mes he empezado a trabajar y mi cuñado también. Bajé a España a por la furgoneta de mi cuñado (la hemos reparado allí por 1.500 €, es decir, 6.300 € menos de lo que nos pedían aquí) e hice un segundo viaje para subir un coche viejo que le hemos comprado al primo de mi mujer.  
Al llegar aquí me encontré sin internet durante 2 semanas, así que tampoco podía publicar. En estos 50 días me ha caído otra multa de 240 francos de manera totalmente involuntaria, y un sinfín de cosas que no voy a explicar porque me dan ganas de llorar.



Ahora Isabel y Laia están en España de vacaciones, disfrutando de la familia y de los amigos hasta el 23 de agosto que le toca empezar a trabajar.
En estos últimos tiempos me he planteado si venir aquí fue una buena idea o no. Por un lado, no acabo de adaptarme a la idea de que hoy y siempre, un extranjero es un ciudadano de segunda en este país. Por otro lado, adoro el país, sus costumbres, sus leyes, sus paisajes y su gastronomía.
Un ejemplo: el otro día estaba cocinando (mi mujer no está y me toca a mí hacer de chef) y como soy un torpe, me corté el dedo gordo de la mano derecha, justo en la yema. 



Me puse unas tiritas a modo McGyver, pero no se sostenían bien. Total que decidí ir a una farmacia para comprar esparadrapo y hacerme un envoltorio tipo “mi dedo gordo ahora abulta igual que mi cabeza”. Pues resulta que el dependiente, cuando le pedí el esparadrapo me preguntó: “¿Para qué tipo de herida es?”. Yo inmediatamente pensé: “y a este hombre que más le da el tipo de herida, yo solo quiero mi esparadrapo y punto”. Total, que le enseño el dedo gordo en plan “me he hecho pupa aquí”, y el hombre sale del mostrador y me pide que le acompañe a las estanterías. Me preguntó si era la típica herida que uno se hace con el cuchillo, pelando algún alimento, y que provoca un corte transversal que no es doloroso pero sangra en abundancia. Yo le dije que sí, un poco alucinado con la pregunta. Pues coge el hombre mirándome en plan “ten mi pequeño saltamontes” y me saca unas tiritas especiales para ese tipo de cortes, que se adaptan al dedo y cubren la herida a las mil maravillas. Lo que quiero decir con esto es que aquí le dan valor al tiempo, y a la gente. Estoy convencido de que este tipo de tiritas existe en España, pero no me imagino a ningún/a dependienta/e preocupándose por el tipo de herida. Como mucho, si pides un esparadrapo te preguntan si lo quieres marrón o blanco!
Este tipo de cosas son las que hacen que adore este país, su esfuerzo por alcanzar la perfección es envidiable.



Isabel me dice que desde España, después de pasar unos días, ve claramente que quiere volver a subir. Todos (o la mayoría) añoramos nuestra casa. Ella se ha dado cuenta de que lo que añora no es el idioma, o las costumbres. Lo que añoramos realmente es el tipo de vida que teníamos allí, cuando teníamos trabajo, había bonanza económica, etc. Esa vida ya no está, no existe. Ahora nuestra vida está aquí y debemos aceptar que uno es de donde pace, no de donde nace. Por supuesto que cuando tenemos vacaciones volvemos a casa con una ilusión tremenda por ver a amigos y familiares, y que nos reconforta sentirnos en un entorno seguro, que conocemos y controlamos pero… ¿vivir allí? Bastan 5 minutos en cualquier conversación para darse cuenta de que el que más y el que menos sufre la crisis profundamente. El que no está en paro, le han recortado el sueldo o cambiado el convenio, o está amenazado de despido en cualquier momento, o ya no puede hacer horas extras, o le hacen trabajar 12 horas cuando le están malpagando 8, etc.



El otro día, viendo la Serie de televisión “LUTHER”, hablaban del “AUTOENGAÑO POSITIVO” que consiste en vernos a nosotros mismos muy por encima de lo que somos. Nos vemos más guapos, más profesionales, más inteligentes, etc. Este autoengaño positivo nos ayuda a seguir adelante y superar las adversidades (de ahí lo de positivo) y nos hace creer que tarde o temprano tendremos un golpe de suerte y nuestra vida cambiará 180º, sea porque tendremos el trabajo de nuestro sueños o porque nos tocará la lotería. ¿Qué? ¿Cuántos os identificais? Yo…sip, Jejeje.



Cambiando de tercio, el domingo nos juntamos algunos miembros del grupo de Facebook para hacer una barbacoa en el lago y nos lo pasamos “churruqui”. Ahí va esa foto!



CURIOSIDAD:
¿Sabíais que cuando matriculáis el vehículo podéis elegir el número de placa? Siempre que ese número esté disponible, claro está. Está muy bien esta opción, ya que como la matrícula la vas a tener para siempre (aunque cambies de vehículo), puedes conservar esa numeración especial, sea el día de tu boda, el nacimiento de tus hijos o el billete de lotería que casi te toca, y digo casi porque si te hubiera tocado no estarías leyendo este blog, jajaja.
Pues con los números telefónicos pasa algo parecido. Pagando un plus, puedes escoger un número GOLD, es decir, fácil de recordar como por ejemplo: 022.538.38.38. Me parece genial.



INFO PRÁCTICA:
Para búsquedas de empleo, aunque en vacaciones está todo un poco parado, www.anibis.ch  es una buena opción. Los trabajos suelen ser un poco precarios en cuanto a salario, pero ese es el motivo por el cual no exigen lo que las agencias de trabajo.



EXPERIENCIA PERSONAL:
Esta experiencia es de nuestra queridísima amiga Zahra, que ha querido compartir con los demás su propia experiencia con la particularidad de que se trata de una “doble” emigración.
Me llamo Zahra soy española nacionalizada de origen marroquí, he salido en algunas fotos del blog junto a la familia de Alberto, a quien desde aquí agradezco su esfuerzo para mantener el blog activo a pesar de sus circunstancias. Mucho ánimo que este blog nos encanta J
Me gustaría compartir mi experiencia con los demás espero que sea útil para algunos y entretenida para otros.
Como os he dicho antes, nací en Marruecos emigré a España en el año 2006 después de casarme con mi marido Javier de Zaragoza. Pensaba que con mi llegada a España todo sería fácil como mi vida anterior en Marruecos, donde después del paso por colegios privados y la universidad empecé a trabajar en una empresa española en mi ciudad Casablanca. Para mí era el trabajo perfecto (aunque tenía que trabajar mucho) puesto que entre semana estaba en la oficina con muy buen ambiente y el fin de semana me dedicaba a organizar eventos en los mejores hoteles de 4 y 5 estrellas para los comerciales de la empresa donde aprendían técnicas de venta y se premiaba a los mejores en su trabajo. Todo a lo grande el dinero no era problema, además de encantarme mi trabajo tenía a mi familia cerca.
Cuando llegue a España tenía mucha ilusión y confianza en mí misma pensando que repetiría mi éxito laboral sin problemas, que todos los españoles eran tan majos como los de mi empresa anterior y los que conocía cuando iba de vacaciones a España, pero una cosa es ir de vacaciones que todo el mundo te trata bien y otra muy distinta en compartir con ellos sus oportunidades de trabajo, la sanidad… etc. Me he encontrado con mucha gente que piensa que los inmigrantes no aportan nada al país, que sólo van a aprovechar de los servicios que sólo corresponden a los españoles y no se dan cuenta que muchas personas han dejado muchas cosas buenas atrás y están trabajando en profesiones como el campo o las construcción donde era difícil cubrir estos puesto por el personal local (hablo del 2006 cuando llegué).  He sufrido en mi propia persona algún caso de discriminación y racismo. Sí que es verdad que por parte de gente con un nivel cultural no muy alto, que solo hablaba un idioma, que no había salido de España y que por supuesto no se había molestado en investigar lo que aporta la inmigración al PIB y las prestaciones que recibe, no merece la pena entablar una discusión porque no voy a cambiarles, tienen que vivir una experiencia de emigración para poder comprenderlo. Pero no todo ha sido malo, jeje también trabajé en empresas con proyección internacional  y conocí a gente muy muy buena.



Sobre mi segunda emigración mi marido y yo decidimos venir a Suiza puesto que habíamos estado varias veces de vacaciones ya que mi hermana vive aquí. La gente lo que sabe es que aquí se cobra mucho aunque también hay que decir que todo es más caro, pero lo verdaderamente interesante de Suiza como dice mi marido es que es un país muy bien gestionado, con una deuda pública baja, exportador de alto valor añadido, está fuera del euro, tiene su propio Banco Central… Y puesto que hemos venido a trabajar y a dar lo mejor de nosotros mismos nos gustaría que nuestros impuestos se usen de forma eficiente y podamos disfrutar de una buena educación para nuestra hija o una sanidad correcta que ojalá nunca necesitemos.
Esta vez le tocó a mi marido sacrificar un buen trabajo y un buen sueldo en una empresa química y dejar atrás a familia y amigos. Los dos primeros meses estuvimos alojados en casa de mi hermana puesto que tiene una casa bastante grande, después alquilamos un apartamento en un pueblo muy pequeño de los Montes de Jura. El pueblo es bonito aunque la vida en invierno es un poco incomoda debido a la nieve, he tenido varias caídas por el hielo pero no me he roto nada, jeje.
Antes de mudarnos a este apartamento empecé a trabajar en un despacho de prensa diplomático de una país árabe en Ginebra, este trabajo lo tenía medio mirado desde España puesto que había enviado el CV y me habían llamado para una entrevista aunque el puesto no era seguro porque al ser diplomático tienen que enviar mi dossier y es el país en cuestión el que tiene que aceptarlo. Así que durante la espera comencé otro trabajo en el que sólo estuve un día.  El trabajo en cuestión era como comercial para vender lencería a las chicas de los “Salón de massage”  que como se ha explicado en este blog es donde se ejerce la prostitución legal en Suiza. El primer y único día, fui con mi jefe a realizar las ventas, pero me di cuenta que no merecía la pena trabajar para una persona que desde las 10 a las 17h ni te pregunta si quieres ir al baño o ni siquiera tomar un café, y eso que yo había realizado alguna venta. Como guinda del pastel, al final de la maravillosa jornada laboral, estábamos a 5 km de mi casa y ni siquiera fue capaz de acercarme porque me dijo que estaba un poco lejos… menos mal que es comercial, y está acostumbrado a hacer kilómetros. Así que al día siguiente le llamé para decir que no me interesaba el trabajo.
A los pocos días llegó la confirmación del despacho diplomático, el sueldo era bajo además de trabajar sólo 6 horas al día y sin contrato. Aun así acepté pero necesitaba un contrato para poder hacer el permiso de residencia. Después de un tiempo  demostrando que hacía bien mi trabajo, amenacé a mi jefa con irme si no me hacía un contrato. Me salió bien la apuesta puesto que accedió sin consultarlo con sus superiores, así que con ese contrato indefinido conseguimos, Javier, Sally y yo nuestro permiso B. Desde entonces decidí buscar otro trabajo mejor pagado y a jornada completa (diréis que mala soy pero la vida es así, hay que luchar para sacar todo adelante como sea), aunque a los pocos días nos llegó un correo con la decisión de cerrar este despacho, así que mientras estamos haciendo los trámites del cierre estoy buscando otro trabajo, la búsqueda es difícil porque en Suiza hay mucha competencia y no puedo destacar mucho con mis conocimientos lingüísticos porque aquí hay mucha gente que sabe idiomas, de todas formas espero tener suerte en alguna de las entrevistas que voy haciendo.



De las cosas que me gustaron en Suiza a diferencia de España que en los sitios públicos los extranjeros no llaman la atención, en Ginebra el porcentaje es altísimo y hay gente trabajando de todo el mundo en las organizaciones internacionales, es por esto que te tratan igual en todos los sitios, en España te tratan o te miran según tu origen, y después de un tiempo aquí en Suiza todavía no he escuchado los calificativos despectivos (aunque puede que existan),  equivalentes a: Moros, sudacas, etc. que tan pronto escuché en España.
De todo esto quiero decirle a la gente novata en la emigración que mucha paciencia y luchar por lo que uno quiere que al final se consigue o por lo menos te quedará la satisfacción de haberlo intentado.

Podéis enviarnos vuestra historia personal a info.mevoyasuiza@gmail.com. Si deseáis contar vuestra historia pero preservar vuestro anonimato, no tendremos inconveniente en hacerlo.  



FRASE DEL DÍA:
Hay dos palabras en la vida que te abrirán todas las puertas: “tire” y “empuje” (by me).



DEDICATORIA:

El blog de hoy es evidente que se lo vamos a dedicar a todos los familiares y amigos de las víctimas del accidente ferroviario de Santiago de Compostela. Poco se puedo decir, nuestro más sentido pésame y fuerza para sobrellevar estos dolorosos momentos. 


miércoles, 12 de junio de 2013

Día 400: Habemus curro again! (Trabajar en Suiza)

Propicios días desde Suiza. Queremos dar un millón de gracias a todos vosotros por un millón de razones. Gracias a los que nos escribís contándonos vuestra experiencia, o cómo os sentís. Gracias a los que dedicáis un ratito de vuestras vidas a leernos, o enviarnos mensajes de apoyo. Otro millón de gracias a los que nos habéis ayudado en el día de ayer, con el tema del alojamiento, en especial a Salva, Ana, María, Sergio, Juan Li, Paola y Zaskarrián.

 
Este blog (de casi 1.000 visitas diarias pese a ser redactado cada 7-15 días) y el grupo de Facebook de “mevoyasuiza” (de casi 1.800 miembros ya), empezó como un reporte a familia y amigos, para que los nuestros estuvieran informados de cómo nos iba. Después se convirtió en una “obligación” para con todas aquellas personas que necesitaban información de primera mano, que se sentían perdidas y buscaban feedback de alguien que ya estuviera en la aventura. Hoy puedo decir, que vuelve a ser un diario íntimo para mi familia, solo que en vez de ser una familia de 10 personas, es una familia de 1.740 miembros. En el día de ayer (luego iremos con eso…) algunas personas que conozco me prestaron su ayuda de un modo que va más allá de la solidaridad. Otras personas, a las que ni siquiera tengo aún el placer de conocer, hicieron lo propio. Esto me ha hecho reforzar mi fe en las personas.

Os explico… el lunes fui con mi cuñado Antonio a repartir cv’s por la zona de Fribourg. Tuvimos la impresión de que parecía fácil encontrar trabajo por diferentes motivos como:

· Un buen amigo nos prestó su dirección para ponerla en el cv.

· Fribourg no es Ginebra, no tiene la saturación de una gran ciudad.

· El cv de Antonio es verdaderamente bueno, y en la construcción están buscadas personas con su perfil.

· Antonio ya se desenvuelve de manera autónoma en francés, lo entiende al 70% y es capaz de hacerse entender con su interlocutor.

Todas o alguna de estas cosas (nunca lo sabremos) hizo que en todas las agencias nos trataran muy bien, es decir, que nos trataran como a personas y no como al ganado (cosa que sí que nos había pasado hasta la fecha). En tres agencias mostraron un especial interés por su cv, llegando incluso a llamar delante nuestro a posibles empleadores para negociar su incorporación. En una de estas agencias, el patrón de una empresa de pintura accedió a hacerle una prueba para comenzar al día siguiente, es decir, ayer martes. Si superaba el día de prueba, se lo quedaban en plantilla con contrato temporal. A media mañana hablé con Antonio y me dijo que todo iba fenomenal, que la tarea que le habían encomendado era de principiante, y que el responsable (un chico portugués) pasó dos veces a supervisarlo y le dijo textualmente: “Oh! Súper, lo estás haciendo muy bien y muy rápido”. El idioma tampoco era un problema porque en la obra son todos portugueses con lo que dimos por hecho que la prueba la superaría sin problemas. Como nosotros vivimos a dos horas de Fribourg, debíamos buscar alojamiento para mi cuñado Antonio. Fue ahí cuando os puse en el Facebook que había encontrado un trabajo y os pedí a todos ayuda para ver si sabíais de algún alojamiento provisional. Recibí casi un centenar de respuestas en privado y en face con información muy valiosa, así que os vuelvo a agradecer en el alma vuestro apoyo y solidaridad.

 
 
Peeeeeero… cúal fue nuestra sorpresa cuando a las dos de la tarde me llama a mí (Alberto) el chico de la ett para decirme que el patrón le había llamado para decirle que no superaba la prueba. Llamé a Antonio para comentárselo (os podéis imaginar su sorpresa e indignación con la noticia) y me decidí a ir a la sede de la empresa para hablar con el patrón y pedirle explicaciones, no para recriminar nada ni mucho menos, sino para saber qué es lo que había hecho mal, para poder corregirlo en el futuro. Pues resulta que el patrón, había hablado con el encargado, ese chico portugués que había sido tan simpático con Antonio y que le había felicitado por su trabajo, y éste le había dicho que Antonio no valía, que el idioma era un gran problema, que Antonio estaba acostumbrado a otro tipo de materiales (el yeso es yeso en España, en Suiza y en la China), y alguna otra mentira más. Antonio no entendía nada y yo, que he dedicado mi vida al contacto con las personas, a saber por qué hacen las cosas, averiguar lo que piensan y notar cuando alguien miente, he sacado la conclusión de que este chico, no porque sea portugués (que también), se vio amenazado por una persona que claramente tenía más capacidades que él y podría suponer un futuro peligro para su puesto de responsable. Yo eso lo he vivido de cerca durante mucho tiempo. ¿Quién no ha tenido un superior menos preparado que uno mismo, que te roba tus ideas y las presenta como suyas?


 
Quizás me equivoque claro está, pero después de oír las excusas del patrón y tener claro que eran excusas no justificadas, que Antonio crea en ello y se hunda no le va ayudar en nada. Si piensa que el chico portugués le hizo la cama, le ayudará a seguir adelante y luchar para que a la próxima, intente torear ese tipo de situaciones.

 

El resumen de esto es que Antonio sigue sin trabajo peeeeeeero… YO HE ENCONTRADO UNO PARA MÍ!!!

Sí, así es, he encontrado trabajo. El día 1 de julio empiezo en una mircroempresa de nueva creación como comercial. La empresa va a dedicarse  a importar productos típicos españoles en Suiza, de alimentación y bebidas tipo Nocilla, Cuétara, Aquarius, La Bella Easo, Atún Calvo, Cola-Cao, Jamones, Vino, etc. De momento no es un trabajo fijo porque el patrón ya me ha dicho que vamos a sondear el mercado, vamos a hacer un ensayo tipo “prueba y error”, y que si en tres meses la cosa no marcha, pues no seguirá adelante. Como digo, no es algo seguro ni fijo, pero me permite empezar a trabajar de lo mío, aportar mi granito de arena a la economía familiar y sentirme útil, recuperar mi confianza, hacer currículum y cotizar en Suiza.

Como veis, es una de cal y otra de arena, pero es mejor que dos de cal, como venía siendo hasta ahora.

 

Quisiera hablaros sobre la idea de la emigración a Suiza, que habitualmente suele ser idílica. Todos venimos pensando en que Suiza es el paraíso (la verdad es que se acerca), que su gente no tiene maldad, que todo es fácil al cabo de unos meses, etc. Desde mi experiencia y la de cientos –quizá ya miles- de amigos que nos escribís, puedo deciros que no existe un país ideal a donde emigrar, ni unas condiciones ideales con las que emigrar porque en esa fórmula, la palabra “emigrar” pesa más que el resto. He sido cómplice del testimonio de cientos de vosotros, que nos contáis vuestra historia en Suiza, USA, UK, Noruega, Alemania, China, etc. y todos de un modo u otro, cuando ya habéis conseguido la estabilidad, nos decís que hay algo que os falta, un “no sé qué”… Preservando su intimidad, voy a explicaros la historia de una persona que nos escribió, contándonos su historia, la cual nos impactó. La mayoría de historias que leemos son parecidas a las nuestras, historias de emigración “semiforzada”, en busca de un trabajo, sin importar demasiado si no es el oficio de uno.

Esta persona, a la que vamos a llamar "Y", nos contaba que su llegada a Suiza se produjo en unas condiciones ideales. Ella se graduó en una universidad española, y marchó a un país anglosajón para hacer un Doctorado. En ese país, conoció a su actual marido que estaba haciendo lo propio. Se conocieron y se casaron. Con su actual cv, no tardaron en llegarle ofertas de todo el mundo, y al final ella se decantó por Suiza. Sus condiciones de trabajo, al margen de un buen salario obviamente, fueron:

· Cursos de alemán gratuitos durante un año.

· Alojamiento gratuito durante 3 meses o hasta encontrar algo de su conveniencia.

· Vuelos gratuitos mensuales para cruzar el mundo entero e ir a visitar a su marido que, durante un año más, debía acabar su Doctorado.

· Otro abanico de beneficios sociales que hicieron que ella se decidiera a aceptar ese puesto.

¿Por qué os cuento esto? Porque la mayoría de nosotros nos quejamos de lo difícil que lo tenemos, y cuando veo a personas que están en posición de elegir, y no paran de esforzarse para mejorar, de sufrir una separación de lo que más quieres, de prepararse continuamente para la vida… solo puedo quitarme el sombrero. Incluso en unas condiciones tan “favorables” como éstas, "Y" siente que no es fácil, ni mucho menos ideal. Algunos pensaréis: “¿Encima se queja con esas condiciones?”. No debemos olvidar que esta persona podría haberse quedado en España, trabajando de lo suyo, o en el extranjero donde tenía a su marido con un Doctorado bajo el brazo, pero sigue luchando por mejorar.


Mi reflexión es clara, a todos nos gustaría tener Suiza en casa y eso… no puede ser. Nuestra zona de confort es y será siempre aquella en la que hemos pasado los mejores momentos de nuestras vidas y renunciar a eso, es sobrehumano. Debemos, al igual que "Y", buscar nuestro futuro allí donde esas condiciones favorezcan que la balanza entre lo ideal y la realidad, tienda a nivelarse, y vive Dios que es lo que voy a perseguir mientras me quede una brizna de ánimo.

Yo no estudié en mi juventud, por motivos (o excusas) “x”, pero sentí la inquietud de hacerlo cuando maduré, por lo que empecé mis estudios universitarios cursando la carrera de Derecho, compaginándolos con el trabajo. La crisis provocó que tuviera que buscar otro trabajo, que al tener que dedicarle 12 horas diarias y no disponer del dinero necesario para subvencionarme matrícula y créditos, me imposibilitaba en la práctica continuar mi carrera y tuve que “congelar” mi sueño a la mitad del mismo. Digo “congelar” porque no pasa un solo día en que no piense en reemprender mis estudios donde los dejé, cuando disponga del tiempo y el dinero necesarios para ello.

Hay que reciclarse, reconvertirse y mutar para conseguir aquello que queremos, empleando hasta la última gota de esfuerzo para lograrlo.


Mi proyecto más inmediato es el de perfeccionar mi inglés. Me consta que es lo que le falta a mi cv (ya que mi experiencia es potente) para acabar de conseguir el trabajo “ideal”. En muchas ofertas y entrevistas, ha gustado mi perfil pero me han dicho que mi talón de Aquiles es el inglés de marras. Mi idea es la de marchar unos meses a UK o Irlanda, para poder venir con un muy inglés que me abra puertas y opciones laborales, aunque la economía una vez más me ata, ya que no es barata ni la estancia, ni los cursos allí y encontrar un trabajo desde la distancia, que me permita subvencionarme la estancia tampoco es coser y cantar.

 

El miércoles pasado (día 5 de junio) fue mi cumpleaños y tuve un día fantástico. No podía haberme imaginado algo mejor, poder pasar el día con mi mujer y mi hija, ni más ni menos. ¿Qué más necesito?

Hablando con Isabel (mi mujer), echamos la vista atrás y nos dimos cuenta de que sí, han mejorado las cosas respecto al año pasado. Por aquel entonces vivía en un camping, no tenía trabajo, ni permiso de residencia, ni hablaba francés, ni tenía lo que más falta me hacía… a mi mujer y a mi peque conmigo. Hoy tengo todas esas cosas y me siento afortunado por ello.
La imagen de abajo es del año pasado, cuando mi pequeña vino a recogerme al aeropuerto, después de unos meses sin vernos.


 
CURIOSIDAD:

Estos suizos no dejan de sorprenderme. El otro día estaba en el paradisíaco pueblo de La Gruyère tomando un café, cuando al entrar al lavabo me encontré esto…

 

En el lavabo unisex, había un repertorio de gadgets tales como compresas, tampax, bosiltas de caquita para perros, toallitas de bebé y por supuesto… un desodorante para camuflar el “descomer”. Todo ello a disposición del cliente.

 

INFO PRÁCTICA:

Matriculación de vehículos. Aunque nosotros aún no hemos dado ese paso por motivos económicos, nos cuentan amigos cómo es el proceso. Solicitan en la aduana que van a matricular un vehículo, siempre ha de decirse que es por motivo de mudanza de España a Suiza, sino os cobrarían un impuesto de importación como si os dedicarais a la compra-venta de vehículos. Desde que solicitáis los formularios, tenéis un plazo de 4 meses para pasar la ITV en la Oficina de Automovilismo y Navegación. Esto cuesta unos 500 francos aproximadamente en Ginebra. Además, debéis tener en cuenta gastos extras que vienen con ese cambio como pueden ser el seguro (entre 600 y 1.000 francos) y el impuesto de circulación (400 francos aprox.). Sí, lo se… más que gastos extras son daños colaterales, jejeje.

 

EXPERIENCIA PERSONAL:

Esta experiencia es de uno de nuestros lectores, de nombre Adrián Arcidiacono, que ha querido compartir con los demás su propia experiencia. Me encanta la agente con agallas!

Buenos días Alberto! te escribo a vos y la verdad con no sé cuál es cuál de vosotros, me gustaría que le pongas una copia a Armando si le sirve ésto que les voy a decir o contar.
Soy argentino viviendo en Madrid, desde hace cuatro años, así que como ves también vine cuando había crisis, y tuve que remarla como lo están haciendo ustedes. Pasé días muuuuy chungos, profesional y anímicamente, hasta que "logras entrar en el sistema", con papeleos, enterarte  como van las cosas, las reglas del país y todo lo que ustedes están viviendo.
Yo soy médico, pero claro hasta que tuviera todo en regla para trabajar, tenía que vivir de algo, y no sólo de mi novia, así que hice un par de cosas. Contacté con amigos, que a la semana me contrataron en una inmobiliaria, te imaginarás lo que se parece una sala de urgencias a una inmobiliaria?!! jajajajaja, bueno yo ahí currando como un jabato, porque lo importante era llevar le dinerito a casa, y más adelante cuando estuvieran las cosas listas, me liaría a buscar de lo mío.
Como era un inútil en venta de pisos, me despidieron al mes y medio, y lejos de amedrentarme, lo que hice fué lo siguiente, ya con el título de médico. Cogí las páginas amarillas, y me fijé cuántos hospis, clínicas, sanatorios, empresas de salud me podrían llegar a contratar.. eran 920 aprox!! Así que nada, con todo el morro del mundo, llamaba y decía que quería hablar con RRHH y  prácticamente me concertaba una entrevista, o como mínimo dejaba o mandaba mi curriculum... total q así fué como me contrataron por primera vez...
Lo que te quiero decir es que, des un pasito para atrás para ampliar la perspectiva, porque a lo mejor lo que venís haciendo no te está dando resultado, ya sea por la coyuntura del país, ya sea por el lugar donde estás, ya sea por el motivo que sea, sería bueno algo así como comenzar desde el principio y aprovechar este "tiempo libre" que tienes para trazar una plan, una estrategia de conseguir curro, de ver tus capacidades, y ver cómo se mueve lo de las contrataciones por ahí, si es exclusivamente por empresas de ett, si los particulares también contratan, buscar el nicho que veas que es necesario cubrir, buscar algo en la economía sumergida, ver cómo se mueve la gente que a lo mejor está en tu misma situación, recopilar, ejemplos de personas que están en igualdad de condiciones que vos y analizar cómo han hecho para salir adelante... no sé se me ocurren tantas cosas para decirte, y por hacer.
Parece re fácil lo que te digo, pero no es así, es tremendamente duro, y sé que sufrís mucho no solo por vos, sino por tu mujer y tu hija, y el otro por su novia jajajaaja lo siento chicos, aún no sé cuál es cuál....

Pero es eso, el buscar y buscar y buscar pero no conseguirlo, indicaría que algo falla en la estrategia, o el país está hasta arriba de gente, que también puede ser.
Ya saben cómo está la sanidad aquí, y el año pasado no trabajé prácticamente, casi todo es campañas de verano, y luego, a pan y agua porque acá está tremendo lo de la crisis.
Siendo de argentina, no sé se me ocurre que como hay tanto verde, a lo mejor cortar el césped personalmente, arreglar parquizaciones a los vecinos, hacer cupkakes y venderlos, preguntar si te puedes apuntar a alguna feria como autónomo y vender productos españoles, chorizo quesos, aceite de oliva, etc... hacer un microemprendimiento de algo así. Primero estudiar el mercado y luego ver qué se puede invertir. Yo te puedo ayudar si querés....

No te aburro más, lo importante es que quiero que salgan adelante, y que reveamos lo que estamos haciendo para ver qué otra cosa se puede hacer, porque es normal que estés hasta los cojones de todo, y sufriendo porque ves a tu mujer sufrir y q no pueda aflojar un poco porque todo pende de un hilo.

Fijate, pensá lo que te digo y si tenés tiempo contame , y vemos cómo hacemos, que de algún lado saldrá algo.... lo que sea por ahora, y dps veremos. Mi profe de latín decía que a veces hay que dar uno o dos pasos para atrás para ver la misma escena pero con una perspectiva más amplia porque a lo mejor estamos enfocados en algo sin tener en cuenta lo que nos rodea y quizás por esos lados esté la solución y no la vemos por no dar un pasito para atrás.
Cuando algo me agobia o no puedo con ello, pongo el stop  doy un pasito para atrás, amplío mi visión de las cosas, analizo y vuelvo a comenzar para ver si no me he perdido o he dejado algo en el camino ...

Mucho mucho ánimo para los dos, y que sepás que tenés mucha gente que te apoya y que te está deseando lo mejor, porque ver y seguir tu lucha es algo que hace desearte que esta peli que hoy es de terror, termine en un final feliz.

Un abrazo gigante.

Adri.

Podéis enviarnos vuestra historia personal a info.mevoyasuiza@gmail.com. Si deseáis contar vuestra historia pero preservar vuestro anonimato, no tendremos inconveniente en hacerlo.  

 

FRASE DEL DÍA:

Cuando estás feliz escuchas la música, cuando estás triste escuchas la letra (by Angel Pardo “el chispa gallego”).


DEDICATORIA:

El blog de hoy queríamos dedicárselo a nuestro hermano Christian y a María, que han decidido suicidarse… digo… perdón… que han decidido casarse el año que viene.  Desearos lo mejor y ya sabéis que… si nuestra situación no mejora, veremos la ceremonia por skype, que es gratis. J